Como se puede comprender lo que no se ha vivido: actuar desde el Ser

A esto vine: (Sexta parte)

A nivel de la razón y de la lógica ha sido muy difícil explicar con palabras por qué vivo, cómo vivo, por qué actuó, cómo actuó… y por qué, por qué y por qué… ¿Cómo hablarle a quien no ha hecho un recorrido consciente lo que se descubre en él? Si todo lo que forma parte de ese recorrido va más allá de la información que se recibió, más allá de lo que la mente puede aceptar ¿Cómo explicar que la transformación a la que se llega inevitablemente dará una visión muy diferente al discurso mental? Y es que solo se acepta lo que se vive; siendo la transformación una experimentación entre lo bilógico, lo fisiológico y químico; esto hay que vivirlo; entonces ¿Cómo se puede comprender lo que no se ha vivido?

La experiencia me ha mostrado que mis aspiraciones mentales llenas de grandes esfuerzos para alcanzar nuevos niveles; fallo, porque todo esfuerzo pertenece a nuestra naturaleza inferior y se mueve a través de la ignorancia de no saber cómo funciona la vida. Comprendí que para poder vivir en el SER, a través del SER, es necesario que el SER descienda y el mismo SER es el que al desarrollar sus poderes pueda elevar este cuerpo-mente y entorno a tal anhelo; sin embargo, lo denso de esto es no comprender que es mutar, que para mí, haciendo un símil, es hacer una cirugía sin anestesia, y como finalmente comprendí que esto no es una decisión mental sino del SER, me he dispuesto a la cirugía, entonces el dolor se fue transformando en amor por mí y por mi proceso.

Afirmo que el observador no soy yo como entidad, afirmo que es la partícula en mí que observa mi propósito y mi proyecto, si este propósito y proyecto se está dando, de inmediato la partícula hace los movimientos en el SER-MISMO y además si estos movimientos son complementados por una entrega del cuerpo-mente y entorno en virtud de ese propósito, las mutaciones serán más prontas.

Surge que entre más comprensión tengamos de los procesos individuales y los podamos incluir en los procesos universales que es donde hay reconocimiento de los proyectos cósmicos, hay menos esfuerzo y menos dolor; y es que es natural, pues lo individual dejara de ser limitado porque solo en lo universal es que la limitación desaparece. Esto quiere decir que lo universal asume la acción y el hacer del individuo. Aquí surge la fuerza de lo universal invadiendo lo limitado, dándonos un poder “sobrenatural” con el que enfrentamos lo más denso de la forma, por eso sé que todos los procesos de mi recorrido han estado acompañados de esta fuerza cósmica universal. Hago una aclaración; las trabas y los límites que nosotros tenemos a nivel del personaje ego es porque no tenemos reconocimiento consciente de que hay una parte no humana-sagrada que me está guiando. Esto tiene que ver con aquella creencia religiosa en la que se vendió a la humanidad la idea de que querer compararse con Dios es una blasfemia que cometió lucifer y por eso callo a las profundidades del infierno.

Con este impulso dominante he podido darme cuenta que este es más fuerte que el pensamiento, así que en vez de seguir ciegamente al pensamiento o al sentimiento, estado mecánico de mi naturaleza inferior, sigo el impulso de mi naturaleza superior y me percibo ayudada por el universo; ya no me mueve la fe ciega soy consiente de lo que me está pasando condición que mantengo como requisito en el día a día.

En muchos momentos y durante muchos años he escuchado y lo he dicho, que debemos hacer una entrega al que denomino “campo infinito del amor, o a Dios como tú lo tengas concebido”, lo que añado ahora es que debe ser una entrega no de fe, sin saber por qué, o para qué o qué entrego; ahora soy consciente de lo que debe entregarse, esta acción es muy diferente en frecuencia y vibración a una entrega a nivel de la fe, ahora comprendo que es toda la naturaleza inferior la que debe transformarse, mutarse y esto requiere un sometimiento incondicional a lo sagrado. Cualquier condición de la naturaleza inferior, aunque sea considerada de una gran relevancia (como los roles), debe someterse a la naturaleza superior; pues hay situaciones de la naturaleza inferior que por ser tan dominantes cuesta trabajo dejarlas en su nivel, pareciera como si quisieran oponerse a ser dejadas, pues aún están muy regidas y sometidas por la regla de la ignorancia, hábitos, relaciones y herencias, (en el manejo de los roles) que nos obstaculizan y esto tan enraizado es lo que más debemos escavar para poderlo comprender, estas situaciones son tan densas que ponen resistencia a un trabajo de transformación pero es precisamente aquí que nos debemos dejar llevar por el impulso interno que nos está advirtiendo que esa situación ya debe ser entregada y obedecer a este impulso es lo más conveniente. Sin esta entrega consciente no se podrán abrir los nuevos canales hacia otras dimensiones de nuestra propia existencia, es decir si lo viejo no se va lo nuevo no llega o no se puede vivir desde lo superior si lo inferior no se ha dejado por comprensión, sino se cierra este ciclo lo nuevo no aparece.

Actuar desde este centro del SER, sentir desde allí y empezar a vivir desde este lugar es así como corroboramos lo que Einstein advirtió: hay que obrar desde otro nivel fuera del conflicto, para obtener resultados diferentes. Es decir no seguir actuando desde el deseo o limite mental que tengo sino empezar a actuar desde el impulso en estrecha vinculación con nuestro corazón, desde allí parte nuestra nueva identidad, esto nos lleva a no tener que vivir ya desde lo individual sino desde la consciencia universal requisito indispensable para la comunicación con lo más sagrado.

Esta es la dinámica del recorrido consciente a esto me pulsa el pulso interno constantemente que es mi guía, estos son ya pasos muy profundos que empiezan a realizars en una vez que las etapas menores de nuestras vidas han sido superadas. La obediencia al proceso me ha ayudado muchísimo a dar todos estos pasos que pude dar una vez que comprendí, ¿Qué?: A. Quien era el personaje que me habita y así tener clara mi decisión de obrar por encima de él. B. Comprendí que estoy dejando un nivel inferior de mi vida compuesto por el personaje saliendo de él y subiendo mi vibración al estado Ananda que no es un nuevo personaje, sino un estado en el que se manifiesta al SER.

Publicado en el blog de Emilio Carrillo el 17 de agosto de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/08/como-se-puede-comprender-lo-que-no-se.html?m=1&fbclid=IwAR3o1P-yOXhBQS-xgo4muoyQ_vy-K2HG_Zzg8rNBQ1z72F84oh3rJV1-u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *