“Cuando de los dos hagáis uno, viviréis en el reino de los Cielos”

A esto vine: ( Octava parte)

Este es el verdadero significado de la existencia, sentir lo sagrado en cada respiración; desde aquí podemos ver a cada cosa en su lugar y a cada uno en el lugar que le corresponde, manteniendo siempre la dicha de una relación consciente en la diversificación y sin conflicto, sin violar los procesos de CADA-UNO; se está en el mundo pero no se pertenece al mundo, esto no implica uniformidad ni con el otro ni con el sistema, se está por encima de lo llamado moral o ético o altruismo construido para el sometimiento de los más débiles basados en su abnegación para que cumpla las reglas del sistema, en este estado ni sufro con los sufrimientos del sistema ni gozo con sus gozos, pues al estar en SI-MISMA estoy bajo las verdades universales cósmicas, aquí no hay lugar para las satisfacciones o frustraciones egoicas de la naturaleza inferior propias del personaje, el contenido de la vida externa ya no nos debe sacar de los estados más profundos de lo sagrado, pues es que nos estamos gozando nuestra nueva identidad que es la que da el equilibrio para no tener que hacer lo que ya no tenemos que hacer.

La vida del personaje está llena de roles, siento que cuando me suelto del rol me des identifico de él, me encuentro en el centro de lo que si soy (no soy un rol) y precisamente, lo que me ata en la inconsciencia más fuertemente son los roles que me he creído que eso soy como lo expuse anteriormente, en cuanto más roles, más identificados con la forma, con el personaje y con la esclavitud que ello conlleva; cuando llevo el rol al centro del SER-MISMO y no me salgo de mi centro para atender el rol que me domina y oprime, puedo desde allí, desde mi centro atenderlo sin que el rol me domine. Es interesante hacer esta observación del rol, que la dejo en este espacio sin cambios y un poco fuera del tema, pues cuando estaba en el silencio escribiendo lo que les he compartido, me llega esta aclaración que seguramente la necesitaba para que lo que estaba ocurriendo no me fuera a sacar de mi nueva identidad; así comprendo que los roles del personaje se deben llevar al centro, es decir a una vibración donde la emoción no me atrape; esto lo estoy escribiendo para aclarar mi recorrido de este momento y me doy cuenta que lo sagrado en mí ya es sostenible.

Esta salida o des-identificación con el rol está haciendo que mi naturaleza superior me acabe de liberar de los límites que los roles me han impuesto, y como lo he expresado, la salida consciente de todo lo inferior hace que me reverencie ante lo que estoy siendo.

Publicado en el blog de Emilio Carrillo el 31 de agosto de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/08/cuando-de-los-dos-hagais-uno-vivireis.html?m=1&fbclid=IwAR0kDJnxpUX7Py9PPCNIVlvVhXD2vH1QtOIXhwMjZo61PrPRpSycrhiJKow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *