La mutación de la Naturaleza

A esto vine (primera parte)

Verifico nuevamente que de la gran debilidad sale la mayor fortaleza, es una fortaleza no mental, por supuesto yo la denomino no humana “así la denomino porque no le pertenece a la mente ni a esfuerzos egoicos”, que hace posible la sostenibilidad de mi recorrido. El impulso y pulso interno del ser humano en busca de liberarse del personaje que ha formado y el ansia interna de conocerse a SI-MISMO, siempre estará en contradicción con la formación de ese personaje que se elaboró en la ignorancia heredada; salir de lo inconsciente a ser consciente de SI-MISMO, es el propósito que muta las experiencias del mamífero mental hacia el humano consciente, “cambio de raza que hoy estamos viviendo”.

Este empuje, este impulso energético, esta necesidad imperiosa de ser el SER-MISMO, es la prueba fehaciente que nos indica que estamos listos para el encuentro del SER- MISMO en el UNO-MISMO; pues esto es lo único para el que VE el fundamento de su existencia; más no es la información del cerebro reptiliano la que me ha estado llevando a esta mutación; confirmado, (es que ella no tiene la información) su archivo es heredado basado en mentiras acomodadas, que repetidas varias veces se han convertido en verdad; gobiernos, economías, religiones, sociedades secretas, se han encargado de ocultarnos la verdad para seguir formateándola. Por eso sin una mutación que significa transformación o transfiguración genética lograda a través del pulso interno que mueve todas mis estructuras epigenéticas no podré seguir saliendo de lo inferior a lo superior; sin esta ayuda del pulso interno que es el que mueve para mutar y no a través de procesos externos como terapias, regresiones que hoy se venden para salir de lo heredado no abra mutación. Verifico en mí, que no soy el producto de una herencia, sino de las necesidades que mi alma tiene para el encuentro en el SER-MISMO; y es que si como humanidad queremos siquiera sobrevivir, debe ser transformada la raíz de la raza de mamíferos.

Esta transformación inminente no es tener una habilidad intelectual, aunque si, una mente ya clara, trabajada y sana para dar el paso a la nueva naturaleza. En el desarrollo de nuestra naturaleza superior se va haciendo indispensable retiradas muy frecuentes hacia el silencio interior “paso que todos se quieren saltar” para escuchar su guía, así se va dejando a un lado todo lo que ya no es y al mismo tiempo, vamos despertando la habilidad para conocer lo nuevo. Cada vez este impulso me ha mostrado y me ha permitido VER que soy capaz de participar de una vida más consciente. Y como estos movimientos energéticos no son mentales, debo acudir a esa fuerza interna no humana para que me eleve y me dé su mano para la mutación. Es por esto que un deseo mental, o un deseo del ego por ser “más”, o aceptado, o reconocido, puede desviar el encuentro con el SER, como efectivamente ha ocurrido en algunos de los llamados seres espirituales de este milenio.

Es que es en la materia misma donde se revela el SER en todo su esplendor, pues el cuerpo, la mente y toda la vida de este nuevo SER serán los instrumentos para la realización de la nueva identidad. Cuando el ser humano haya realizado su identidad y viva en su naturaleza superior podrá compartir en cuerpo y mente los atributos que le brinda el universo, pues ha comprendido que ya no solo tiene una relación intrínseca con la tierra sino con el cosmos.

Aunque siempre y en repetidas ocasiones el ser mental rehúse penetrar en lo profundo de sus debilidades, porque teme saber de ellas, porque no ve sino oscuridad alrededor, éste será el paso que finalmente le dará su libertad y lo pondrá en condiciones y frecuencias energéticas necesarias para el encuentro con lo más profundo y verdadero de la existencia.

Publicada en el blog de Emilio Carrillo el 13 de julio de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/07/la-mutacion-de-la-naturaleza-esto-vine-1.html?fbclid=IwAR3HMPCyaIoJOe5M1Bv-c0eIPDGUQR9n9-Kd3q74QkRDGRaIg7Ydp4rZ9V0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *