Lo que en el recorrido se nos va mostrando

A esto vine:  (Cuarta parte)

Una vez que hemos comprendido y esto debido a que la información que tenemos la volvemos conocimiento al ponerla a funcionar, ya pasamos al siguiente nivel en el que tiene lugar una apertura más amplia y más completa de nuestra relación con la vida, con el campo y con nosotros mismos; vemos una realidad que percibimos que está por encima de nuestros deseos, de nuestras ansias y como decíamos casi siempre, esa realidad que contiene la verdad no es compatible con el personaje que estamos representando. Este reconocimiento produce en nuestra naturaleza inferior un cambio profundo en la construcción de nuestra nueva vida, sin embargo, para que este cambio ocurra es necesario desplazar mentalmente y físicamente las necesidades del personaje hacia el centro más profundo de nuestro interior, esto es con el objetivo de descubrir nuestra naturaleza inferior y que el SER llegue allí a lo más denso y así mismo transformar todo lo que ya no va más e iluminar la sombra que hemos tenido tan escondida; porque permanecer en el lado más débil y cómodo del personaje y desde allí querer recibir instrucciones para las transformaciones más grandes y profundas es una vana quimera, pues no permite que la fuerza no humana nos desconecte de eso tan denso; para que desde allí desde esta desconexión podamos salir a nuestra naturaleza superior, por esto es que hay que dejar de resistirnos a que el SER baje a los lugares más oscuros que producen tanto miedo; es indispensable reconocer esta parte del recorrido pues es ella la que nos muestra como des identificarnos del personaje y a la vez como identificarnos en el SER-MISMO, pues esto nos ayuda a salir de las experiencias más limitantes de una mente compulsiva que nos ha tenido tan limitados en los oscuros hábitos del cuerpo, desapegándonos de todas las exigencias del ego y así poder debilitar a este personaje dominante.

Aceptar y comprender la guía que nos está dando la consciencia universal con el desdoblar del SER a la oscuridad, es confiar en su fuerza creadora; yo he comprobado siempre que sin esta ayuda me hubiese sido imposible aprender a des identificarme del personaje, saber que solos no podemos es avivar el corazón, avivar al SER interno para que empiece a ejercer el control de la mente y el cuerpo, estando segura que voy dejando atrás lo que ya no es; y así cada rincón del cuerpo, cada pensamiento, toda emoción, toda acción, toda reacción, todos los hábitos, todos los deseos hasta los más guardados en la sombra, serán claros y transformados ante la luz del SER.

Entramos pues a través de esta dinámica a la certidumbre de que estamos siendo guiados por una fuerza que yo denomino no humana; por el lugar a donde nos lleva y la paz que nos produce; lugar al que seguramente el personaje jamás escogería ir. El saber que lo externo está siendo monitoreado por los procesos internos del SER da mucha paz y sentimos estar caminando en la certidumbre de un proceso elaborado en un recorrido consciente, y ya no dando pasos bajo los titubeos del personaje; si nos entregamos a la fuerza no humana ella nos sostiene; he verificado que estos movimientos son más reales que los movimientos desgastantes de la mente en donde el personaje se quiere imponer. Así voy cumpliendo con esta gran apertura hacia lo más sutil de mi recorrido que ha tenido como inicio el salir de la inconciencia del desconocimiento de quien verdaderamente soy, hasta poder lograr en lo físico la manifestación del SER DIVINO QUE SOY

Estoy viviendo un nuevo paradigma con esta apertura hacia lo más sagrado; este paradigma me plantea una nueva relación conmigo misma, con el campo, con el entorno bajo otro significado que he encontrado al ir haciendo el recorrido consciente; ahora tengo una visión más profunda de mi propósito en este cuerpo mente, estoy disipando la oscuridad que aún queda en mí, estoy desarrollando una conciencia más intuitiva, siento que la percepción que surge de mi corazón me está guiando a poder tener otras relaciones en otra frecuencia. Me estoy dando cuenta que este paso al relacionarnos de manera diferente está siendo el cimiento de la nueva raza que está emergiendo.

Este impulso o fuerza no humana que cada vez estoy desarrollando más conscientemente, me atraviesa con su fuerza siento como va rompiendo los limites mentales dejando que lo más denso se diluya; solo en este estado de fortaleza interior es que puedo sostenerme en los momentos más confrontantes con el personaje, pues esta mutación o transfiguración se está produciendo en virtud no solamente de esta fuerza no humana sino la del campo de la consciencia universal que me está liberando de las ataduras de la inconsciencia. Este es el estado humano en el que me encuentro viviendo la mutación, por supuesto es un estado también divino en donde se va imponiendo mi propia naturaleza superior “Una gran y extraordinaria experiencia humana y a la vez divina” así me estoy haciendo día a día cargo de mi propio recorrido y mi SER se está haciendo cargo de la alquimia de mi mente y de mi cuerpo sin interrupción “me observo en esto” y también observo que el humano nada que se compromete con su recorrido.

Publicado en el blog de Emilio Carrillo  el 3 de agosto de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/08/lo-que-en-el-recorrido-se-nos-va.html?m=1&fbclid=IwAR2PAG0gurDkPKRyxVZQtDgRLFuLMWdQXhAaUPhSWLDGqDqGXbsUKd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *