Lo que tengo que observar en el día a día

A esto vine: (Quinta parte)

Sí, he decidido conscientemente hacerme cargo de mi vida y por tener esta claridad me doy cuenta lo que tengo que observar en el día a día:

A. Tengo claro que mi naturaleza inferior debe transformarse, mutarse, pues el impulso interno así me lo está indicando.

B. Observo cuando sale mi sombra a través del miedo o el dolor y en ese momento pongo luz y poner luz es comprender que es y que ya no es.

C. Cuando no comprendo lo que está pasando me debilito, es decir pierdo la fuerza interior.

D. La fuerza interna es la que ha hecho posible la sostenibilidad en mi recorrido pues comprendo que esta fuerza que no es mental, por lo tanto “no humana” ha sido la guía en todos los movimientos, solo la fuerza superior puede sacarme del engranaje de la inconsciencia y también será la que finalmente me sacara del personaje dominante pues siempre me está empujando hacia etapas más sutiles.

E. La sostenibilidad es el gran logro para que el miedo, el dolor, incluso el placer cuando aparece puedan disminuirse, pues si hay atención a lo que se está viviendo difícilmente la razón de una mente no sana puede justificar el miedo, el dolor o el placer y quedar atrapados en razonamientos mentales.

F. La sostenibilidad nacida de esta fuerza interna y de una mente ya sana y trabajada me permite empezar a sentirme y verme como el SER profundo que yace en mi interior.

G. Cuando estoy en mi propia interiorización veo como salgo a otra vibración y empiezo a conectarme a una realidad muy diferente a la que el personaje me estaba proponiendo.

H. Una mente cada vez más clara y definida me da acceso a un conocimiento más profundo de mi misma, acompañada de percepciones e intuiciones que me conectan cada vez más con la verdad de quien estoy siendo; esta VERDAD que no es el producto de una idea, ni de un punto de vista, sino aquella que surge cuando me doy cuenta de la mentira en la que fui formateada; así que la VERDAD es una fuerza que queda al descubierto cuando descubro la mentira; por lo tanto es la VERDAD una vibración que no sale de la mente sino del SER-MISMO. “Al ver esto descubro como las VERDADES mentales son las que tienen divididos a los que se han llamado buscadores de la verdad”. Todos estos pasos que los doy en atención profunda son los que hacen los movimientos de mi día a día, por lo tanto “no los negocio con el personaje”.

Todos estos movimientos internos y externos y que insisto no negocio con nada ni con nadie, han estado preparando el terreno para esta comunicación con seres de alta frecuencia, quienes están apoyando mi proceso y a la vez me han mostrado el juego en el que vivía y también como salir de él; esta salida del juego es indispensable para activar las memorias del corazón, por eso las retiradas al silencio para encontrarnos desde ese punto cero del corazón y desde donde se ejerce el control ya no mental sino del SER; esto desde luego trae como resultado experiencias de naturaleza superior, movimientos internos muy profundos e intercambio de comunicación con otros seres que nos van a mostrar en la forma como ir saliendo de lo denso a lo sutil; estos son momentos llenos de gozo, de paz y de comprensión. La transición de los estado de dolor y de miedo causados precisamente por la ignorancia de no saber cuál es el propósito fundamental de la existencia humana termina al encontrarse el propósito; entonces decimos que el descenso ha terminado y es aquí donde la fuerza no humana ya sostiene al humano en su divinidad y al SER divino en su humanidad; desarrollándose este nuevo SER como prototipo de la nueva humanidad.

Publicado en el blog de Emilio Carrillo  el 10 de agosto de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/08/lo-que-tengo-que-observar-en-el-dia-dia.html?m=1&fbclid=IwAR0gDI4sXEDdcxIPgMkvjkuhefYtLJ3bhJq5RwcE9QUmTtlzlTd7i76uPnc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *