¿Qué sucede en el universo mientras estamos preocupados por el mundo que nos rodea?

El universo funciona en sincronía, en interrelación, en intercomunicación, en unificación, constantemente creando, expandiendo su información sagrada, unas veces en onda otras veces en partícula en todo cuanto existe en el mundo de la forma, volviéndose consciente de Sí mismo a través de la vida humana. Ésta es la realidad, la que no pertenece al mundo de los sentidos, la que no está enmarcada por el medio externo. El mundo de los cinco sentidos no tiene respuestas reales, tiene verdades construidas con el ego, con las creencias, pero ellas no abarcan la realidad. Hay otras respuestas en el universo que nos están permitiendo ser uno con ese infinito desconocido; Sin embargo, la mente solo quiere acomodarse a lo que sus cinco sentidos le muestra, por eso es que al ser humano siempre le ocurre lo mismo, se tropieza siempre con la misma experiencia por que no ha sido capaz de descubrir nada nuevo; Es el ser humano condicionado a las viejas respuestas del pasado, el que está sometido a la inconsciencia de que el mundo de la forma es todo lo que tiene y que el mundo de la no forma simplemente para el no existe.

El Universo sigue su evolución sin interrupción y el ser humano nada que se compromete con la suya.
El gran limite que el ser humano tiene, es no aceptar que en su estructura genética, tiene un componente no mental, no humano, con el que se puede asumir en el otro estado al que por evolución debe llegar; sin embargo y paradójicamente, solo puede lograr llegar al otro ESTADO “EL CONSCIENTE” cuando lo que va dejando ha sido comprendido y trascendido para que el cerebro haga nuevas conexiones.

Aceptar ésta condición no es fácil, pues se tienen patrones muy rígidos que no dan cabida a lo nuevo.
Si queremos dar un paso en la evolución junto con el planeta, es necesario soltar los viejos paradigmas y aceptar respetuosa y amorosamente las sugerencias del Universo y unirnos a EL. Hoy en día, hay muchos estudios científicos que nos apoyan y demuestran que el cambio es inminente.

En la meditación y cuando entramos en atención consciente e ininterrumpida, se ha comprobado que las neuronas se conectan entre sí para hacer nuevas conexiones, permitiéndonos construir el otro yo químicamente, biológicamente, fisiológicamente; es ésta nueva condición la que nos está permitiendo hacer cosas diferentes, pues el nuevo estado ,se está experimentando en el mundo de la forma, si nuestra vibración empieza a ser diferente, nos estamos re inventando y en esa misma medida, el pasado se está diluyendo; así solo nos queda la consciencia OBSERVANDO la experiencia.

Esto hay que lograrlo día a día, hasta que vamos sintiendo, que ya no somos los mismos, ni hacemos lo mismo; y si a estos movimientos le agregamos la gratitud, despertamos el gran poder que yace guardado en el corazón. La meditación es para ir más allá de la mente analítica y aprender a llegar a este lugar sagrado, cuando allí llegamos, vemos que el mundo interior es mucho más maravilloso que el que está afuera.

Ésta es la nueva raza de la nueva tierra, trayendo la vida divina al mundo de la forma, manifestando lo desconocido en lo conocido; y en ésta sincronía Universal, nos volvemos los científicos de nuestra propia evolución.

ESTOY AGRADECIDA CON EL UNIVERSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *