El bloqueo más grande para la mente es aceptar que se es mucho más que humano

A esto vine: (Segunda parte)

La mutación de la naturaleza es un hecho confirmado por aquellos que hemos interiorizado en lo profundo de nuestras sombras, aun sabiendo que los deseos del personaje siempre se imponen al reconocimiento de las verdades más profundas, aun así hay que hacerlo; ¿Y es que como lograr el reconocimiento desde una condición de mamíferos egoístas, idolatras de las formas, desde una mente imbuida en lo heredado, en lo que recibe de afuera y que por lo tanto no conoce la paz ni vive la verdad?; toda información que hace parte de paradigmas que han estado colapsando y que no nos ha permitido ver la mediocridad, es la resistencia más grande para el encuentro sostenible en el SER-MISMO.

Solo el reconocimiento profundo de cuál es nuestra verdadera identidad nos puede sacar de la oscuridad inconsciente que nos envuelve; la aceptación de tanta discordia, conflictos y divisiones, la falta de profundidad hacia el reconocimiento de SER solo lo acepta la parte más inconsciente del mamífero mental; un SER que está despertando, ni sustenta esa vida ni la apoya; por eso esencialmente la naturaleza que se va desarrollando hacia lo superior va encontrándose con la armonía, tanto de la mente como del entorno y va saliendo del desorden inferior a un orden consciente; este impulso hacia la luz, hacia la libertad, es un intento de la misma naturaleza, que va en un proceso de lo sutil a lo denso y de lo denso a lo sutil, el SER bajando a la materia para densificarse en ella y la materia sutilizándose para el gran encuentro entre lo humano y lo divino; es el SER desdoblándose hacia la materia y la materia subiendo su vibración a lo sutil, buscando el encuentro y su realización con la fuerza creadora que viene de las frecuencias más elevadas del campo; esta es la meta, el propósito más importante y ahora inminente que tiene el mamífero mental, para hacer su transformación genética aquí en la tierra. Así como en el mamífero se inició la raza mental, ahora en el mamífero mental, se debe elaborar la raza consciente.

Lograr que la materia más densa se sensibilice ante los procesos universales y el SER se desdoble, es el movimiento que se da para que materia y espíritu se vean y se manifiesten en todo su esplendor; “este es lo que llamo el proceso de lo sutil a lo denso y de lo denso a lo sutil”.

En el desdoblamiento o bajada del SER a la materia que pasa por los estadios más inconscientes, pareciese que allí no está la fuerza creadora en estos inicios; pero si está, se está realizando porque su poder y fuerza yacen escondidos y es este el impulso que nos obliga a ver el gran tesoro que yace en la materia misma para ser manifestado.
En el programa de la inconsciencia no se nos ha permitido darnos cuenta de el SER que somos; solo hasta alcanzar una mente clara y definida una vez que hemos salido de la información reptiliana, es que comenzamos a realizar un encuentro consciente con el SER; sino tenemos esta claridad absoluta mental, de una nueva identidad, ese impulso solo sería un impulso de la naturaleza, pero el hombre no podría contribuir a su desarrollo.

En este momento en la historia de nuestro propio programa solamente hay un propósito intrínseco y escrito en la naturaleza, que la materia se sutilice para que el SER se manifieste.

La vida del mamífero mental está envuelta en un velo de insensibilidad, por estar éste involucrado en una forma de bienestar egoica, que lo tiene dominado y exhorto en lo más denso de la forma, de tal manera que su energía o fuerza creadora que está en su interior no es reconocida por el personaje, y la baja vibración de la materia no le permite moverse ni ver su fuerza creadora pues esta prisionera en la forma, sin embargo, este mamífero mental tendrá que asumir tarde que temprano su propio programa, tendrá que salir de su propia oscuridad a su propia luz, asumir una mente consciente y reflexiva que lo ponga a actuar a favor de su propio programa y no en contra de él, hasta llegar a ser consciente de SI-MISMO; cuando ya haya reconocido que existe un estado mucho más poderoso que el mental, el SER-MISMO dará señas de lo que será su próxima fase a seguir, vivir y asumir; estado en el que se empieza a trascender el personaje y nuestra nueva identidad nos ira indicando el momento de otro ciclo; ¿Qué tan profunda es esta aspiración?, esta reflexión me ayuda a ver mis prioridades. Como es esta inspiración profunda la que está marcando el paso a la siguiente fase, serán solo muy pocos seres humanos los que irán hacia una nueva vida, puesto que la mutación de su naturaleza inferior ya no le da espacios para que el personaje siga dominando.

En este nuevo estado he vivido las grandes transformaciones físicas, mentales, emocionales y aunque esta transfiguración trascendental ya está innato en la materia densa que me compone me ha costado mucho alcanzar a VER, sin embargo, puedo dar testimonio que en la medida que se va saliendo de lo denso, es la misma consciencia adquirida la que está haciendo la mutación en el entorno, en el cuerpo, en la mente emocional, en mi vida entera; y por supuesto, este SER que se está instalando demanda una existencia más sutil, más pura, más compleja, me invita a participar de una forma diferente y veo también como los poderes que han estado velados por la inconsciencia, empiezan poco a poco a manifestarse al unisimo con la nueva identidad; es precisamente esta fuerza interna la que lo saca a flote para su manifestación y realización.

Publicado en el blog de Emilio Carillo el 20 de julio de 2019

https://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2019/07/el-bloqueo-mas-grande-para-la-mente-es.html?fbclid=IwAR2k6VUqXrDtuKA_PJVCeHPS8boLFjt5teDpSc8TEVZ8LKftg8NVuC3mgR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *